El Distrito Capital

¿Por qué el Distrito Capital?

Porque era un pasivo contraído por el Estado con la Constitución de 1999, articulo 16. Solo faltaba la creación de su régimen y la designación de su autoridad.

Porque existía la necesidad de una entidad que articulase con visión de conjunto los entes y programas que se ejecutan en sus 22 parroquias.

Porque es asiento permanente de la Presidencia de la República, Ministerios, Asamblea Nacional, Tribunal Supremo de Justicia, así como de la Contraloría, la Fiscalía y la Procuraduría General de la República. En él también se encuentra la sede del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada Nacional y diversas dependencias del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional. Estas características singulares, sumadas a que es el epicentro de importantes actividades educativas, financieras, comerciales, industriales y de servicios, hacen de éste el único distrito del país bajo un régimen especial de gobierno que lo sitúa fuera de la órbita jurisdiccional de sus Estados colindantes, Miranda y Vargas. Al Distrito Capital debemos considerarlo, entonces, como una entidad político-territorial especial, por tanto le corresponden competencias y atribuciones similares a las de los 23 Estados, con las particularidades y condiciones estratégicas que le impone ser la capital de la República.