El Distrito Capital

Marco legal

La creación del Distrito Capital tiene fundamento legal en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) y en la Ley Especial sobre la Organización y Régimen del Distrito Capital.

  • En el artículo 16 de la Constitución de 1999, la asamblea Nacional Constituyente agregó a la división político territorial de la Nación la figura del Distrito Capital:

    “Con el fin de organizar políticamente la República, el territorio nacional se divide en el de los Estados, el del Distrito Capital, el de las dependencias federales y el de los territorios federales. El territorio se organiza en Municipios”.

  • La primera disposición transitoria de la Constitución vigente estableció la necesidad de una reglamentación especial para el Distrito Capital:

    “La ley especial sobre el régimen del Distrito Capital, prevista en el artículo 18 de esta Constitución, será aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente, y preservará la integridad territorial del Estado Miranda. Mientras se aprueba la ley especial, se mantiene en vigencia el régimen previsto en la Ley Orgánica del Distrito Federal y en la Ley Orgánica de Régimen Municipal”.

  • En el artículo 18 se reafirma a la ciudad de Caracas como capital de la República y enuncia la necesidad de legislar sobre su unidad político-territorial:

    “La ciudad de Caracas es la capital de la República y el asiento de los órganos del Poder Nacional. Lo dispuesto en este artículo no impide el ejercicio del Poder Nacional en otros lugares de la República. Una ley especial establecerá la unidad político territorial de la ciudad de Caracas que integre en un sistema de gobierno municipal a dos niveles, los Municipios del Distrito Capital y los correspondientes del Estado Miranda. Dicha ley establecerá su organización, gobierno, administración, competencia y recursos, para alcanzar el desarrollo armónico e integral de la ciudad. En todo caso la ley garantizará el carácter democrático y participativo de su gobierno”.

  • Finalmente, en el artículo 156, numeral 10, se instituirá al Poder Público Nacional como el ente competente para la organización y regimentación sobre el Distrito Capital (y sobre las dependencias federales) en tanto entidad autónoma:

    "Es de la competencia del Poder Público Nacional (...) la organización y régimen del Distrito Capital y de las dependencias federales".

 El  7 de abril de 2009 es aprobada la Ley Especial sobre la Organización y Régimen del Distrito Capital por la Asamblea Nacional, y promulgada por el Presidente el 13 de abril de 2009 (Gaceta Oficial 6.663). La Ley comprende dos disposiciones transitorias, dos disposiciones derogatorias y dos finales. Con la disposición derogatoria queda revocada la Ley de Transición del Distrito Federal al Distrito Metropolitano de Caracas (publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37.006).

Esta Ley viene a saldar una deuda con el articulado constitucional y su disposición transitoria. De hecho, ninguna ley contemplaba una unidad de gobierno para la capital de la Nación; al contrario, la legislación vigente hasta 2008 se prestaba para la desintegración operacional de las instancias de gobierno, ya que no existía una clara delimitación de las competencias del Distrito Capital y las del Distrito Metropolitano. El Régimen Especial del Distrito Capital promueve el escenario ideal para el impulso y acompañamiento de los Consejos Comunales, Asambleas de Ciudadanos y demás organizaciones del Poder Popular.